05 de juny 2008

Entendiendo a los gringos (I)

Llevo es este país unos cuantos años. Y todavia me sorprenden. Y lo que me sorprenderán, morena!

Pongamos que hablo de los Kennedy.

En Europa, la palabra Kennedy es mágica: que si Jan Laporta es el Kennedy del barcelonismo, que si el "yo soy un donut relleno", que si Kennedy aportó aire fresco, que si son la familia real de Gringolandia (eso si, sin necesitar orejones).

Pero en la Gringolandia real, la palabra Kennedy es como nombrar a Carrillo y la Pasionaria en una reunion de la Falange.

Kennedy está visto como un mujeriego. Y eso aquí es malo que se sepa, aunque parece ser el deporte nacional entre los políticos que se vanaglorian de ser la reserva espiritual de los Big Mac. Eso es porque los gringos suelen ser unos reprimidos y tienen envidia que Jack F. se cepillase a La Rubia y a La Morena.

Kennedy está visto como un católico. Y eso aquí es malo, porque los católicos, en vez de profesar obediencia única hacia La Bandera, La constitución y El Títere del Complejo, tienen al Papa de Roma como líder.... y el Papa de Roma no es Gringo!! Anatema!!

Kennedy está visto como Irlandés. Y esto estaba mal visto. Los inmigrantes mas recientes siempre han estado mal vistos, por los mismos motivos que toda comunidad inmigrante. Cuando los Irlandeses llegaron a Gringolandia tras la "hambruna de la patata", les pasó lo mismo que les pasa a los Gambianos que llegan a la Piel de Toro: que si no se lavan, que si traen delincuencia, que si se cepillan a nuestras hijas, que si nos quitan los puestos de trabajo, que si se pulen todo el dinero de ayuda a los necesitados, que si son de otro color, que si su comida huele raro, que a saber lo que hacen cuando van a practicar su religión rara.

Cuando estuve en Nueva Orleans, en el museo de la ciudad explican como canalizaron el rio. Al principio usaban esclavos. Pero eran caros y se morian a mansalva a causa de las condiciones de trabajo, el clima, las fiebres, los mosquitos... y decidieron que no podian quedarse sin tan valiosa mano de obra cualificada (los esclavos). Así que decidieron usar a mano de obra Irlandesea (inmigrantes irlandeses) en lugar de los esclavos. Te cagas. Evidentemente, la imagen de los inmigrantes irlandeses ha ido mejorando con el tiempo.

Lo sumas todo, y la imagen de John (Jack) F. Kennedy es la imagen de un dirigente que se recuerda con rencor y, en el fondo, estás de acuerdo que alguien se cargara a ese irlandés mujeriego y católico. Y su hermano Bobby, también.

Enefines, que Gringolandia y el resto del mundo son realidades paralelas.


Salut,
Sinner

2 comentaris:

javilinux ha dit...

Pero si lo de Católico es malo, ¿Porque Bush parece usarlo tanto, como por ejemplo en la última visita del papa?

Francisco Monge ha dit...

Sinnerbofh por el respeto que le tengo he querido hacer un comentario a sobre los Kennedy. En Ticolandia, mi país, tenemos algunas familias que comparten características con los Kennedy. Pero quien tiene a mi paracer más parecidos es la familia del expresidente José (don Pepe) Figueres Ferrer. Él es hijo de una familia inmigrante, por cierto catalana, se combierte en un ícono de los ticos en cuanto se levanta en armas y realiza toda una revolución al demostrar que el voto (tan "sagrado" para los ticos) ha sido manchado con un fraude. En eso se diferencia con los Kennedy y en eso se parece también, porque es reacio a la violencia, pero han tendio que usarla (en el caso de Kenndy esta el asunto de Vietnan, Bahía de Cochinos y la Crisis de Octubre) y "don Pepe" casi inmediatamente ganada la guerra lo que hace es disolver el ejército (lo cual todo el mundo se lo devería agradecer por aquí, ya que imagínese lo que sería la situación tendiendo que gastar plata en tantas armas). Pero el pedestal en que lo coloca la gente de su época es prácticamente el mismo. Su familia es puesta en la mira, y sufre el envate de los mismos escándalos...Sí he de confesar "don Pepe" tuvo más suerte que "Jack" en cuanto a su final en la vida y en cuanto a sus hijos, uno de ellos ya fue presidente, y nadie lo recuerda con cariño... Ambos compartían su humanismo, su fe en la tecnología (aúnque la frase de "¿Para qué tractores sin violines?" de "don Pepe" no es excluyente, es mas bien todo lo contrario), y hoy día aquí el pueblo tiende a menospreciarlo a quitarle las virtudes y ver los defectos con lupa. Voy a salir con una cuestión filosófica pero es cierto, una gran civilización esta hecha de hombres y mujeres pequeños... tahtá