10 de juny 2008

Entendiendo a los gringos (II)

Decia el colega Karl que la religión es el opio del pueblo. Y digo yo que debe de ser cierto, porque si el opio abunda en demasía, a los BOFHs con un toque Europeo no nos dejan saborear los productos de los viticultores.

Aquí, en los Estados Juntitos del Tio Bush, por mucho que se llenen la boca sobre la separación de la Iglesia y el Estado, la Iglesia te da en la coronilla con su largo brazo ahora sí, ahora también. Un brazo armado de leyes que tanto gustan al amigo invisible que demuestran la ingeréncia de la Iglesia en lo civil.

Hace unos meses, me fui al super a comprar los últimos toques necesarios para una celebración del Fin de Año/bienvenida del Año Nuevo. Que si unas uvas para las campanadas, que si una bandeja de sushi por consejo de la nenaBOFH, que si zumito de naranja para bautizarlo con Stolichnaya, que si pan para hornear en casa, que si una masa para preparar croissants caseros, que si unos bagels y su crema de queso, que si unas cervezas para amenizar la velada junto al piano... en fin, nada del otro jueves.

Armado con la intendencia y los verdes billetitos del Monopoly me presento ante el cajero, un hirsuto estudiante con nombre de Lord (Byron, para mas señas) y empieza a escanear los productos. Tiii, tiii, tiii. Hasta aquí, todo bien. Pero llega a la cerveza, mira la hora (las 10 escasas del día del Home dels Nassos) y me suelta

Voy a retirar la cerveza, porque aún no es mediodía y los Domingos no es legal vender alcohol hasta pasado mediodía.



Y se queda tan ancho.

Flipándolo, dejé "las botellas del diablo", pagué por el resto y me largué hacia la BOFH-cueva.

Este es el país de la doble moral, donde el presi de turno es un presunto ex-alcoholico [1], donde se ha prohibido la bebida con desastrosos resultados [2], donde (arbitrariamente) se prohíbe el consumo de alcohol hasta los 21 y te dejan ir a morir por La Patria a los 17 años [3], donde se va de Faro de Occidente, de reserva espiritual de la virtud y la rectitud y la moralidad y la compasión [4], un país donde los domingos vas a misa con la familia... y utilizas la iglesia para ir a buscar el próximo ligue con el que ser infiel, donde se defiende el derecho de los no-nacidos a base de matar doctores y enfermeras de clínicas donde se practica el aborto [5]

[1] a saber qué hace en la Barra Oval, solo hace falta mirarle esos ojitos vidriosos, esa risita tonta que tiene y esas decisiones raras que toma.

[2] durante la "ley seca", y lo único que se consiguió fue que los delincuentes engordaron sus arcas a base de la venta de cerveza.

[3] y luego, cuando cumples 21, lo celebras con un coma etílico de los que hacen historia.

[4] y siempre lees sobre tal o cual político o sacerdote o personajillo que tiene tal o cual perversión, como el congresista miembro del comité de investigación del congreso sobre la explotación sexual infantil resultó que le iban los niños jovencitos y se dedicaba a ligar con los becarios del congreso, por ejemplo.

[5] además de dedicarse también a promover la pena de muerte.



A mi, que me perdonen, pero la doble moral no me va en absoluto. Si el alcohol es tan malo, que lo prohíban todos los días. Porque las tonterías de la prohibición en un día arbitrario (que solo es "santo" para los cristianos, ya que los musulmanes tienen el Viernes y los judíos tienen el Sábado) solo consiguen impedir la compra de alcohol a la gente normal. ¿Cuando ha sido la última vez que habéis visto personajes peligrosos comprando algo en un supermercado familiar un Domingo antes del almuerzo? Pues eso.


Salut,
Sinner

1 comentari:

Danny G. ha dit...

Gringolandia es todo un caso aparte, merecedor de un capítulo entero (o hasta un libro) en cualquier ensayo sobre desórdenes psicológicos masivos: que las armas y su constitución, que se acaba el mundo porque una Jackson enseña un par de segundos una teta en la TV y, desde hace unos años, la manía con los árabes. Y ni hablemos de los esterotipos sobre los hispano/latino, seguro que lo primero que te preguntan es si sabes torear o que les ayudes a encontrar España en un mapa de México porque seguramente debe ser un pueblito perdido de ese país, jajajaa... Te sugiero que la 3ra parte la dediques a todo eso :-)